Entrevista a
Juan de Marcos
González

por Pablo Larraguibel

Otros especiales

 

De hablar fácil, seguro de sí mismo, y a la vez algo tenso. Uno de los máximos responsables del fenómeno Buena Vista Social Club y sus derivados se pasea por la historia de la música cubana, su influencia sobre otras músicas, el futuro después del boom, y nombres como O'Farril, Bauzá, Sergio George, Eddie Palmieri, Manny Oquendo, Miles Davis, Tito Rodríguez y Oscar D'León entre muchos otros. Además se reconoce heterodoxo a la hora de escuchar música y suelta sus recomendaciones. Acaba de finalizar su extensa gira europea al frente de Afro Cuban All Stars presentando su nuevo disco –Distinto, diferente– con participaciones en el Festival de jazz de Barcelona, Madrid y Granada. En sus palabras...  













es imposible
hablar de música pura
y hablar de cosas
que no sean fusión
en el mundo actual.

Se ha afirmado que la música latinoamericana es la que más ha influido a la música popular norteamericana en los últimos 100 años. De estas, la cubana y la brasileña son las que más efecto han tenido sobre el jazz.
Otra afirmación va en el sentido contrario. El jazz ha sido la música que más ha influido a la música cubana en los últimos 60 años. ¿Qué opinas de estas afirmaciones?

Este proceso lo evalúo de forma global. Existe una correspondencia biunívoca entre el jazz y la música cubana. La música cubana determinó el lenguaje ulterior del jazz a partir de los años cuarenta cuando llegaron a ese mundo grandes figuras cubanas que determinaron la inclusión de percusión y de la síncopa afrocubana dentro de la música de jazz.
Al mismo tiempo la música cubana fue influida por el jazz con algunos elementos armónicos y en el lenguaje utilizado por las orquestas cubanas a partir de finales de los años cuarenta y principios del cincuenta hasta hoy. Pero esa correspondencia se ha mantenido. Actualmente el jazz está recibiendo un influjo de algunas formas de música cubana que no se corresponden con ese período. Resultan decisivos los elementos que han incorporado pianistas como Chucho Valdés y Gonzalito Rubalcaba al lenguaje actual del jazz. La música brasileña también ha tenido su influencia. Y no sólo sobre el jazz.
Pero estas música no sólo actuaron sobre el jazz. También sobre el pop y el rock and roll. El rock de los setenta estuvo decisivamente influido por la música cubana. La forma en que se hacen los breaks de rock and roll de rock and roll del setenta –y estoy pensando en bandas que pueden parecer muy ajenas a la música cubana como Led Zeppelin, Procol Harum o Grand Funk Railroads–; tiene mucho que ver con la música cubana; con la forma en que se hacen los cierres en el son cubano. Quiere decir que ha habido una correspondencia y es imposible hablar de música pura y hablar de cosas que no sean fusión en el mundo actual. Pero sin ser chauvinista yo diría que la influencia que ha tenido la música cubana sobre la norteamericana es mayor que la que ésta ha tenido sobre la música cubana.

 



Muchas bandas cubanas están yendo sin problema y con un éxito tremendo a EE.UU. Este acercamiento ha llegado al extremo que la representación diplomática norteamericana en Cuba le celebró los ochenta años a Rubén González.

Bauzá, Machito, Pozo, O´Farril, a quienes de alguna manera acabas de nombrar, en su época, y en estos días, D´Rivera, Sandoval, Chucho Valdés, Angá, Carlitos del Puerto, entre muchos otros que dejo de nombrar, con sus experiencias en EE.UU. de cara al mercado mundial, son una prueba de que los intercambios entre cubanos y músicos de otras latitudes, resultan muy fructíferos, y sus producciones se han ubicado en altísimos niveles de calidad. ¿Piensas que este proceso puede todavía crecer más con la posibilidad de una mayor apertura para los músicos cubanos?

Yo pienso que estamos en condiciones para que acabe definitivamente el aislamiento que ha tenido la música cubana en el mercado internacional. Eso provocará que nosotros podamos influir más y que a la vez seamos más influidos por lo que está sucediendo en el mundo. Y pienso que nosotros los músicos estamos logrando en el plano general lo que no han logrado los políticos. Estamos logrando el acercamiento cultural entre los dos pueblos. Que es en definitiva lo que genera arte.
Ahora no es poco común la presencia de bandas cubanas en Estados Unidos. Antes había grandes problemas. Era difícil lograr visa para viajar a Estados Unidos. Ahora, por ejemplo me la dan en una semana. Muchas bandas cubanas están yendo sin problema y con un éxito tremendo –sobre todo a partir de los tres discos que sacamos– y este acercamiento ha llegado al extremo que la representación diplomática norteamericana en Cuba le celebró los ochenta años a Rubén González.

 


El inmenso fenómeno Buena Vista –con la película de Wim Wenders incluida–, del cual eres en buena medida responsable, ha puesto a la música cubana en el tope que no había estado en mucho tiempo.

Estamos muy contentos con esto. Pienso que estamos recuperando para la música cubana la posición que algún día tuvo. Cuba fue aislada completamente durante muchos años. Y es muy difícil sobrevivir en este mundo, no sólo en términos económicos, sino también en términos culturales, si usted no hace negocio con los americanos. Por suerte o por desgracia, según querramos evaluarlo, son ellos los que mandan en este mundo desde el punto de vista económico.
Cuba ha sobrevivido a la ausencia de los Estados Unidos durante estos cuarenta años. Pero esa supervivencia y el desarrollo inmenso que ha tenido la música cubana en ese período es totalmente desconocido en el mundo. Ahora es cuando nosotros estamos saliendo y creo que en gran medida fenómenos como los de este trabajo han determinado esa circunstancia.

 
 

D e s p u é s . d e l . b o o m

 

la música cubana va
a volver a convertirse
en una opción válida;
una nueva opción

Qué piensas que viene después de haber alcanzado esta alta cima, ya que, sin duda, será difícil mantenerse arriba.

En este momento hay un boom. Y nada permanece por mucho tiempo así, que es un punto de máxima. Tú habrás estudiado algo de matemática porque esto se puede explicar por esta vía. Hay una función que tiene un punto de máxima donde la derivada es cero. Este punto podría llamarse un boom. Después ocurre que, cuando termina el boom, la curva tiende a seguir una trayectoria parecida a la parábola de Gauss, es decir que hay un bajón donde la curva se acerca a la asíntota de cero, o, que es lo que yo pienso que va a ocurrir, la música cubana va a volver a convertirse en una opción válida; una nueva opción. Como lo es la música importante de Brasil, como el MPB (música popular brasileña). Porque no es lo mismo un éxito pasajero que el MPB. un éxito pasajero está de moda ahora pero mañana será otra cosa. Como la lambada en su tiempo: un inmenso boom que desapareció totalmente.
Esto no es lo que está ocurriendo con la música cubana. Es el principio del fin del aislamiento de nuestra música y el establecimiento de ésta como una opción válida más para el consumidor. Hay grupos que permanecerán y otros que no. Pero la música cubana en general no se bajará al eje de las X.

 
  ¿ Y . a n t e s ?  




Yo por ejemplo
considero una gloria
de la música cubana a
Oscar D'León.
Otra gloria de la música
cubana es Tito Puente
o el maestro Palmieri

Nueva York y Puerto Rico, han sido considerados por algunos cubanos, como usurpadores de su música. Sin embargo, ahí se han hecho cosas muy interesantes con la música cubana y afrocaribeña en general. Tú mismo de alguna manera lo reconoces al hacer un homenaje a Héctor Lavoe con una excelente versión de Juana Peña en el disco Dundunbanza.
¿Qué piensas de este fenómeno y qué músicos te parecen estandartes de la música con influencia cubana hecha fuera de Cuba?

Yo creo que hay muchos músicos importantes que han trabajado fuera de Cuba y que su trabajo ha sido significativo y han permitido que la música cubana, de una u otra forma, haya trascendido.
Yo por ejemplo considero una gloria de la música cubana a Oscar D'León. Otra gloria de la música cubana es Tito Puente o el maestro Palmieri. Porque son músicos cubanos. Lo único es que ellos no nacieron en Cuba.
Pienso que la música de salsa, para llamarla de algún modo, aunque no me gusta el término, no usurpó la música cubana. Hay gente que lo puede interpretar así, pero ellos no usurparon la música cubana. Ellos la reinterpretaron desde su punto de vista. Utilizaron los elementos de la música cubana. Muchos de ellos incluso trataron de ir hacia un camino distinto, a pesar de usar un lenguaje que en un 90% es cubano. Esto, además, está totalmente reconocido y quien diga lo contrario está equivocado (aunque hay muchos portorriqueños que han dicho lo contrario, lo cual resulta, no sé, satisfacer el ego de una forma absurda) porque quien niegue que lo que tocan es música cubana está hablando disparates o engañándose a sí mismo.
Ellos reinterpretaron la música cubana y permitieron que ésta siguiera dentro de los parámetro de escucha regulares del mercado internacional al tener la posibilidad de distribuir adecuadamente su música, cosa que a Cuba no se le permitió y, por lo tanto, al estar fuera del mercado e imposibilitado, por tanto, de distribuir su música, a le gente le resultó imposible reconocerla como opción.
Y te he mencionado a unos pocos pero podría nombrar muchos más. Yo pienso que el período más importante, aunque fue en el que ellos más se parecían a nosotros, fue el período de la matancerización de la salsa como le llaman algunos musicólogos. Fania y sus músicos, y estoy hablando de la primera época, (Colón con Lavoe, Feliciano, Miranda, Palmieri y Quintana) que es lo más grande que se ha hecho fuera. Lo de ahora no me gusta nada. El 90% de la música es barata. No son soneros.
Hay unas cuantas excepciones. A mi me gusta Quiñones. Es un gran cantante. No sé si es sonero. Creo que no. El único sonero que hay ahí es Santa Rosa. Improvisa.

 
 

Sin duda. Inclusive tiene un disco homenaje a Tito Rodríguez A dos tiempos de un tiempo...

Sí, está muy bien. Es excelente. Y hablando de Tito Rodríguez, a mí me gusta mucho. Era un cantante cubano también. Era una mezcla de Pacho Alonso con Fernando Alvarez, en proporciones iguales.

 


S o ñ a n d o . d e s p i e r t o

 
 

Así como tú eres en buena parte responsable del reconocimiento de grandes músicos olvidados, también fuera de Cuba ha habido un proceso parecido. Músicos como Cachao, Bebo Valdés, Perico Hernández, han tenido un nuevo reconocimiento a su maestría...

Bueno, Andy García es el padre de Cachao, el nuevo padre, aunque podría ser su nieto. Lo que hizo Andy es muy bonito. No tenía por qué hacerlo. Lo hizo porque le nació así. Sin otro interés.

 

Hay muchos músicos
de similar período,
e incluso algunos más
jóvenes, que viven
en los Estados Unidos
que están en una situación
parecida
a la que estaban los
de Buena Vista...

Pero debe haber otros músicos que todavía se mantienen a la sombra. ¿Sabes de alguno? ¿Tienes en la mira a alguno en particular?

Hay muchos que están en la sombra. De la misma forma que ya acaricié el sueño de que a estos grandes músicos cubanos se les reconociera el valor y que pudieran demostrar al mundo que todavía están en condiciones, tengo otro. Hay muchos músicos de similar período, e incluso algunos más jóvenes, que viven en los Estados Unidos que están en una situación parecida. Mi nuevo sueño es reunirlos a todos siguiendo la pauta del tema Reconciliación –de mi último disco Distinto, diferente–. Quisiera tener la posibilidad de hacerlo realidad en un disco.
Por nombrar apenas a algunos, Casanova siempre me gustó –excelente cantante, sonero–, Justo Betancourt, Israel Cantor. E incluir a gente como doña Celia. Y para hablarte de gente más joven, allá está el paisa, Daniel Ponce, un poco desorganizado, pero como nosotros nos conocemos del barrio de Pueblo Nuevo y nos criamos juntos yo pienso que él conmigo se porta bien. No se porta bien con nadie, pero creo que conmigo se porta bien. Nos conocemos de niños. Está Paquito D'Rivera
Y me gustaría hacer otro disco donde estuviéramos todos juntos, para demostrarle al mundo que nosotros somos los cubanos y nuestra humanidad está por encima de otros intereses. A pesar de que haya discrepancia de opiniones o criterios políticos o sociales. Esto no es un obstáculo, en absoluto.

 
 

Los que disfrutamos la música te lo agradeceríamos mucho.

Ojalá se pueda hacer. Va a costar un poco caro, pero valdrá la pena.

 


" D a n z o n e s . t i m b o s o s "

 
 

Tu experiencia como músico está muy orientada al rescate de la música cubana en su expresión más tradicional. Sierra Maestra, la primera experiencia de Afro Cuban y también en parte Distinto, diferente, son claros ejemplos. Pero, hacia dónde ves mayores posibilidades de evolución de la música afrocaribeña, ¿en el jazz latino?, ¿en la música más popular?

Yo lo veo en ambas. Se está desarrollando una especie de jazz latino en Cuba, muy virtuoso, que pienso va a sentar pauta. Creo que la música popular cubana irá hacia un sonido que este último disco mío puede ser un ejemplo incipiente: Trata de hacer un tributo a la música cubana usando un lenguaje contemporáneo. Las secuencias de acordes son contemporáneos, a pesar de utilizar los elementos de raíz. Y hacia allá es donde pienso que está evolucionando, o va a evolucionar. Las bandas que tocaban ortodoxamente la timba –una nueva forma de música cubana bailable– están evolucionando hacia un sonido donde, sin abandonar la timba, están tocando danzones, por ejemplo. Ahora, que los danzones sean timbosos, eso está bien. Yo también toco algo de timba en este disco.

 

hay que tener en cuenta
que la música cubana
no se detuvo
en el año cuarenta

Siguiendo con el jazz latino, sin duda, su epicentro ha sido Estados Unidos, principalmente Nueva York y gratas experiencias de la Costa Oeste. Pero hay grandes excepciones como Irakere. ¿Cuál otra destacarías? ¿Cómo orientarías al lector a la hora de qué música comprar?

En primer lugar, y este es uno de los objetivos que tengo con este disco, es demostrarle a la gente que la música cubana no es sólo los viejitos. A pesar de que yo soy uno de los defensores a ultranza de los viejitos y el responsable de que la gente los conozca, hay que tener en cuenta que la música cubana no se detuvo en el año cuarenta. Eso es lo primero que hay que tener claro.
En España y Latinoamérica hay gente a la que no le resulta nada raro un disco como Buena Vista Social Club, porque es la música cubana de siempre. Todo el que ha oído esta música tiene los discos de Machín, Los Compadres, y el Septeto Nacional, y Buena Vista y compañía es esa música. Tranquilamente. Es decir que no hay ningún misterio. Pero estos discos (Buena Vista..., Afro Cuban e Introducing Rubén González) fueron grabados en un momento puntual en el que Cuba se puso de moda, desde el punto de vista social, político, entre otras cosas porque es el único país comunista que queda en el Hemisferio Occidental, y que por un cúmulo de razones se hace atractivo para determinados sectores del primer mundo.
Ahora, hay que demostrar que también existen otras, y muchas, opciones de música cubana. Por ejemplo, está este disco –Distinto, diferente– en que hay una ruptura evidente con el anterior, sin dejar de ser son montuno. Ahora, no tiene las secuencias de acordes que tenía Arsenio, porque está hecho con un lenguaje mucho más contemporáneo. Como lo puede hacer Palmieri, Chucho Valdés o Chico O'Farril.
Ojalá también esto sirva para que alguien se atreva a invertir un poco de plata en promover estas otras vertientes de esta música que ayude a crear un abanico de opciones más diversas, porque no se puede minimizar la música cubana a un solo estilo, a un solo género.

 

Sergio George es
una copia de
"second hand" de
Joaquín Betancourt,
sin quitarle mérito
porque es un
excelente músico

Hacia allá iba mi pregunta, ¿qué hay detrás de esta excelente portada? ¿Dónde recomendarías a la gente que buscara jazz latino de Cuba?

Yo recomendaría buscar en gente como el padre de las nuevas generaciones del jazz latino en Cuba, Felipe Dulzaides. En bandas como Havana Ensemble, las mejores cosas de NG La Banda. Hay ahora mismo en Cuba un all stars donde toca David Alfaro (el actual pianista de Afro Cuban) con Tony Pérez, otro tremendo pianista joven, prácticamente desconocido, pero super virtuoso; hay que ver hacia dónde está yendo el jazz latino cubano. Las frases son tremendamente virtuosas con influencia de Irakere, que es el patrón de todo, el principio del jazz latino moderno cubano.
Hay que fijarse también atentamente en la forma de orquestar de músicos de la talla de Joaquín Betancourt, de Juan Manuel Ceruto, del mismo Tony Pérez, de David Alfaro y otros. Son músicos excepcionales. Tienen una forma de orquestar donde se rompen los cánones. Claro, a veces hay un exceso de virtuosismo y una exigencia demasiado tremenda hacia el intérprete. Y esto es algo relacionado con la juventud; se escribe complicado para apretar a los músicos y que les cueste tocarlo. Todos hemos hecho eso: "voy a poner esto para que no lo pueda tocar ni el médico chino, para que vean que yo soy bueno y tal". Pero hay que oír a orquestadores de ese tipo. En Nueva York ya no los hay. La gente que más se está acercando a una música de vanguardia, que está por supuesto a una distancia considerable de los grandes orquestadores cubanos actuales, pero que se acerca, es Sergio George. Él está, limpiamente, imitando a Joaquín Betancourt. Lo que pasa es que la gente habla de "Sergio George, el que le arregla a DLG". Pero Sergio George es una copia de "second hand" de Joaquín Betancourt, sin quitarle mérito porque es un excelente músico.

 


L o . q u e . m e . g u s t a

 





Desgraciadamente
la tecnología
hizo durante un tiempo perder el
gran sonido de las grabaciones de
los años cuarenta
y cincuenta
donde los músicos tenían que hacer
la dinámica ellos

Entre la lista de tus discos favoritos de todos los tiempos debes recordar tres o cuatro, ¿cuáles podrías nombrar ahora?

Por supuesto me van a faltar porque no podré recordar todos ahora: Tanga, la primera, de Chico O'Farril y Mario Bauzá. La nueva versión también me gustó, pero sin duda la primera es la mejor, sobre todo porque a mí me gusta mucho el sonido en directo. Desgraciadamente la tecnología hizo durante un tiempo perder el gran sonido de las grabaciones de los años cuarenta y cincuenta donde los músicos tenían que hacer la dinámica ellos. Ahora es muy fácil hacer un disco por pistas, pero eso hace perder autenticidad. A mí me gusta la música en directo. Con sus defectos: un solo de Miles con cuatro peos, ese es el que me gusta a mí. Porque nadie, ni siquiera Miles Davis, puede tocar la trompeta sin un fallo. Es imposible.
Otro es el homenaje que le hizo Natalie Cole a su padre: Unforgettable.
El tercero que yo podría nombrar es Bacalao con pan del Irakere del año 73. Pienso que es uno de los más grandes discos que he escuchado.
Y la cuarta producción –te estoy nombrando discos de distintos géneros– se llama Piano con moña de Peruchín.

 


Y qué disco tienes como favorito en estos días. Cuáles son tus favoritos entre tus últimas adquisiciones.

Bueno, tengo aquí el último disco de Santana, que me encanta. Yo siempre he sido un fanático de Santana y este me parece muy bueno.
Estoy escuchando un disco de Cheikh Lô, gran músico senegalés. Lo estoy oyendo prácticamente todos los días.
Tengo el Master Sessions de Cachao hasta en mi carro. Lo tengo en todos los lugares.
Y hay un muchacho de techno inglés que hace una cosa que se llama jungle music que se llama Danny Slate y lo estoy oyendo todos los días. Puede sonar raro, un sonero escuchando esto, pero me gusta escuchar música de todas partes.
Ah, y ayer fui totalmente sorprendido por una cantante nueva, jovencita, española, creo que este es su segundo disco. Se llama Malú. ¡Coño, qué clase de cantante!

 
 

Para terminar ya, y lo tenía anotado como algo aparte, ¿qué te parece la versión de Ray Barreto de El guararey de Pastora, él la llamó Guararé, en contraste con la que tú hiciste con Sierra Maestra? Son dos cosas totalmente opuestas.

Efectivamente. La de Barreto está basada en la primera de Van Van. Yo la toco como changüí. Yo la toqué en su forma pura. La versión de Barreto es excelente, basada en el arreglo de Formell. Lo único que no me gusta es que no le dieron crédito a Mario Baute, el autor. Eso sí es una usurpación.

 


Creo que no es esa la única oportunidad en que algo así ocurre.

No. Hay muchísimas otras en que no ponen a los autores cubanos, brother.
Por razones que desconozco. No sé si son las disqueras. No sé.

 
 

Y dejaste de nombrar a Manny Oquendo y al Cojunto Libr...

No, ¡Coño!, Manny Oquendo y González, que es mi amigo, y Libre es un tremendo conjunto. Oquendo es un timbalero fuera de serie de los que no existen ya. La forma de afinar el timbal de Manny Oquendo es la del chori. Afina el timbal, aun tocando son, como los charangueros de los cuarenta. Ese es un tipo excepcional.
Otro de mis discos favoritos –claro, es que es imposible decírtelos todos– es el del Folklórico Experimental Nuevayorquino con Manny Oquendo, Virgilio Martí, Totico, Nelson González. Eso está tremendo. Tiene una versión de Anabacoa histórica y estuvo grabado en directo como a mí me gusta.

Afro Cuban All Stars Homepage

Distinto, diferente